¡Novedades!

Sobran humanos, falta humanidad…

Lo leí hoy, y me dolió por dentro de saber que no le falta ninguna razón. Que la frase es más acertada que las matemáticas de hoy. Que sobran humanos, sobran de verdad, en el sentido más amplio de la palabra sobrar. Que deberían no existir porque carecen de cualquier sentido que les da el honor de llamarse humanos. Que no tienen sentido, y ni si quiera sienten ninguna emoción, salvo la ira. Les carga el odio que un día no supieron gestionar y pretenden hacer de eso un estilo de vida. Vivar contra el mundo e incluso llegar a morir contra el...

Que nos estamos jodiendo entre todos, que no somos capaces de reaccionar. Que lo máximo que hacemos hoy en día es poner un lazo negro en la puta página de Facebook y sentirse un héroe de guerra por ello. Que parece que con eso basta para acabar con lo que ya no sabemos ni de dónde nos va a llegar. Que ya vale de mirar para otro lado hasta que la piedra nos abra la cabeza, cuando llevamos tiempo viendo las piedras sobrevolar...

Que hemos perdido humanidad. Que he visto miles de escenas en lo que lo único que nos separa de la antigüedad es que vemos la tele en color y no en blanco y negro. Que incluso en el circo de la antigüedad tenían más humanidad porque cabía la posibilidad de sobrevivir. Que hoy el circo es la calle, el coliseo del terror. Cada día un espectáculo dantesco que nos encargamos de grabar. Que la gente se muere delante de miles de teléfonos móviles que sujetan personas, que no hacen nada para evitar el final. Que somos cómplices cuando queremos tener la mejor imagen y no dar la mejor imagen. Que ya estamos más cerca de la prehistoria que de seguir haciendo historia.

El mundo lleno Peleas de gallos de corral que son más bien pollos sin cabeza, guerras de barrios que son más bien de patio de colegio y juergas de noche que no saben dónde acabar. Por no hablar de los que se hacen llamar “manadas” y que solos no son más que gatitos de sofá. Que me sobran humanos como estos, de verdad, que me sobran ya. Que me sobra la gente que vive para morir, la que mata para vivir y la que daña para sentir. Que me sobran todos, que no son humanos, ni tienen humanidad…

Que me sobran humanos sin humanidad, os lo digo de verdad. Que hemos creado la rueda hace miles de años, no podemos ser tan gilipollas en la actualidad…

No hay comentarios