¡Novedades!

Felices los cuatro...

Falta de realidad. Felicidad compartida que se queda en ausencia de cariño. Suena más a desesperación que a genialidad. Defecto, que no es lo mismo que afecto porque en este caso este último se regala demasiado como para tener algún tipo de valor...

Cuatro que quieren ser dos distintos a los que empezaron creyéndose un amor eterno. Que buscan la felicidad a golpe de evitar la ignorancia, cerrar los ojos y no querer mirar. Que no tienen personalidad para elegir lo que les gusta y dejar que lo que ya es simple rutina de besos. Que buscan besos de otras bocas antes de volver a una cama que ya no da ningún calor...

Que os dejáis la piel en otra cama con la mente en volver como si no pasara nada. Ya no os miráis para no tener que preguntar nada. Porque una mentira es difícil de asumir en los ojos de quien siempre consideraste tu única verdad...

No hay comentarios