¡Novedades!

Un bache...

Bache. Lamentos de días y murmullos de noche. No puedes casi dormir por ese no se que, que tienes en la cabeza. Falta de objetividad en tu propia vida. Pensando que vas perdiendo una esencia que tienes intacta...

Consideras que has cambiado cuando en realidad lo único que va pasando es que vas creciendo, madurando, algo que no todos pueden llegar a decir. Crees que has cambiado a peor cuando en realidad lo que estás haciendo es modificarte en el presente para acabar teniendo mucho futuro. No son simples palabras escritas, son verdades que tu ahora mismo eres incapaz de ver...

Metido en tu cueva eres incapaz de ver un sol que no para de pegar en tu ventana. Más cosas buenas que malas aunque tú creas que eso es un cuento sacado de algún libro. Pero hoy no hay metáfora porque tu vida solo está cargada de verdades. Lucha continua que has tenido siempre y que ahora crees no saber aguantar. Guerra de confianza, que sigues intentando mantener con quien quizá,  ya esta en el bando equivocado. La confía no se quita, simplemente se pierde y quizás algunos ya han perdido mucha más de la creen. Pero no olvides que mantener a todo el mundo en el barco por algún motivo de un pasado,  te puede acabar hundiendo tú futuro, demasiado premio para quien desea verte caer,¿no crees?...

Es hora de soltar lastre, de dejar que sean los demás quienes demuestren y no sólo decidan. Que acompañen las palabras con hechos. Que no te duela nada, quien quiere sigue, quien pretende irse siempre te dirá que has cambiado. Quizás no se dan cuenta que has cambiado,  pero solo con ellos, por algo será...
No es un bache, es solo una manera equivocada de mirar.

2 comentarios:

  1. Muy bueno y Real en algunas personas que sólo habita el miedo y la incertidumbre.
    Muchas veces la verdad no existe sólo existe las experiencias vividas ocasionadas por un vínculo no deseado pero que existe..

    ResponderEliminar
  2. Gran reflexión Cristina! Y gracias por el comentario, además muy acertado en este caso. No existe mayor verdad que la que se vive. Un saludo!

    ResponderEliminar