¡Novedades!

Hola 2017…

Ya está cerca. Más cerca de lo que quisiéramos y más rápido de lo que debería. En un abrir y cerrar de ojos 2016 se nos ha ido antes de poder saborearlo, dejándonos con el sabor en la boca. Y el sabor que deja, eso ya depende de cada uno, puede ser dulce, salado y amargo…

365 días. El mismo tiempo para todo el mundo, pero no todo el mundo usa el mismo tiempo. Días que se han ido sin más, y días que no olvidarás jamás.
 Ley de vida que seguirá siendo así, como todos los putos años. Personas que han pasado de ser todo a nada, a simplemente extraños, en tan solo 365 días…


Un año más. Porque para atrás ya no se mira. Porque para atrás ya no se extraña. Porque ayer ya era 2016 y mañana será 2017. Avanzar es la única palabra que tiene sentido hoy y que lo seguirá teniendo mañana. No es hora de hacer balance, es hora de valorar donde estas y a dónde vas. Que el balance lo haga quien no quiere avanzar más. Porque yo no puedo hacer balance de nada que no he dado por terminado. De nada que no haya llevado hasta el final. Y el final aún se ve demasiado lejos…

Que lo que dejas no te haga un cobarde. Quien no pasa contigo a 2016 es que no merece estar en
2017, selección natural.
Y la naturaleza sigue siendo mucho más sabia que la humanidad…

2017 ya es una realidad. Un año de nuevas posibilidades, un año de nuevas oportunidades, aunque no te engañes porque en 2016 también llegaron y quizás las dejaste pasar, la diferencia es que esta vez tengas el valor de aprovecharlas. Adiós a lo que llegó para no sumar. Aprendí que no es lo mismo sumar que acumular y quizás ya tengo mucho acumulado que empieza a contar de menos. Adiós a lo que pudo ser y no fue. Adiós y gracias a las cosas que regalo 2016 como aprendizaje. Adiós y hasta pronto a todos los que pensáis que en 2016 me habéis pintado la cara, porque hay batallas que duran años y 2017 va a dar mucha guerra…

Adiós 2016. Hola 2017. Los años pasan. Que continúe tú leyenda es cosa tuya. Hay actos que marca una época y épocas que empiezan a marcarse con los actos. Apúntalo bien y recuérdalo para cuando no tengas el valor de hacer nada.

Por cierto, os dejo un propósito para 2017. Se tú mismo, y ten el valor de hacerte caso. Parece fácil pero no lo es.

4 comentarios:

  1. Me la perdí el día q la publicaste, el estrés navideño! Fantásticas palabras que nos ponen los pies en la tierra, este año tendremos valor a coger cada oportunidad ��������

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Adriana!esa es la idea, exprimir 2017 a tope!:D

      Eliminar
  2. Feliz año chicos! mi propósito es que vivan intensamente y no se rindan NUNCA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!lo mismo para ti y olvides que uno no dice lo que piensa hasta que piensa lo que dice!saludos!

      Eliminar